Blog, Reseñas

Root, un juego de aventuras y batallas en el Bosque

Root es el juego de guerra y aventura asimétrico definitivo, en el que de 2 a 4 intrépidos jugadores se enfrentan por el dominio de el Bosque un lugar poblado por simpáticas criaturas. Juega con una de las cuatro facciones en liza para hacerte con el poder: El Marquesado, El Nido de Águilas, La Alianza y El Vagabundo.

Nada es lo que parece

El Bosque, ese lugar tranquilo e idílico. El dulce sonido del arroyo se mezcla con el canto de los pequeños ruiseñores. Las trabajadoras hormigas recolectan su alimento adelantándose al crudo invierno. Las abejas revolotean de flor en flor recogiendo el néctar preciado…

En un pequeño claro, unas ruinas reflejan restos de épocas pasadas. Parece que hace mucho tiempo alguien habitó allí tranquilo al abrigo del bosque, sin más preocupaciones que recolectar algo de alimento. Pero al acercarnos vemos que no están abandonadas. En las ruinas, a la sombra de los restos de muro, se intuye movimiento. Algo puntiagudo asoma por encima de las piedras, algo que se mueve de izquierda a derecha y vuelve tras sus pasos de forma mecánica. De repente, al pie de uno de los árboles cercanos aparece un pequeño mapache cargado con un enorme hatillo que se intuye repleto de objetos. Mira hacia los dos lados y cruza corriendo hasta ocultarse detrás del muro.

Alguien alza la voz y una horda de gatitos peleones se dirige al lugar donde se ha escondido el mapache. ¿Qué demonios está pasando?

¡Emboscada!

¿Qué es Root?

Root se podría calificar como un wargame, un juego de guerra ambientado en un bosque donde 4 facciones luchan por dominarlo. Su autor es Cole Wehrle y cuenta con unas magníficas ilustraciones de Kyle Ferrin. Estos animalitos parecen muy simpáticos pero ¡no hay que perderlos de vista!

Y es que una de las claves del éxito de Root es que su autor ha conseguido olvidarse de batallas históricas de la II Guerra Mundial y ambientar su wargame en un mundo de fábula.

El Bosque de Root lo gobierna El Marquesado, un montón de gatitos peleones empeñados en llevar al Bosque a una Revolución Industrial construyendo aserraderos para extraer madera, talleres para fabricar todo tipo de objetos y centros de reclutamiento de donde salen más gatitos peleones. Cuantos más edificios construya más cerca estará El Marquesado de conseguir la victoria. Sin embargo, esta expansión es al mismo tiempo su punto débil, ya que debe tener siempre sus aserraderos interconectados para poder utilizar la madera para construir. Debe proteger fuertemente todos sus edificios, lo que le resultará sumamente complicado, y sus rivales encontrarán pronto algún punto débil por donde atacar…

El primero de esos rivales será, sin duda, El Nido de Águilas, antiguos gobernantes del Bosque ansiosos por reconquistar el poder. Águilas, halcones, buitres, búhos… Todas las rapaces del Bosque se han unido para recuperar lo que les fue arrebatado. Al alba colocarán sus nidos para aumentar poder. Su vida se organiza bajo una ley marcial denominada El Decreto que hay que ejecutar a rajatabla de principio a fin. El Decreto nos dice cuándo y dónde reclutar, cuándo y dónde mover, cuándo y dónde batallar y cuándo y dónde construir. Parece fácil, solo hay que seguir las órdenes. Pero en El Nido de Águilas, con tanta variedad de aves, la comunicación a veces resulta complicada y si las órdenes no pueden ejecutarse en el momento correcto se desatará el caos, y nuestros lindos pajaritos se verán obligados a deponer a su Líder y a sus Visires y modificar el Decreto, perdiendo puntos y alejándose de la victoria.

Mientras la eterna lucha de poder entre estas dos facciones continúa, un rumor se va extendiendo como la pólvora entre los habitantes del Bosque. Se dice que una revolución está en marcha. Los lugareños se están organizando en una especie resistencia llamada La Alianza, que va ganando simpatía a lo largo y ancho del Bosque. La Alianza quiere que el pueblo se alce y acabe con la guerra. Conforme va extendiendo simpatía La Alianza ganará poder, acercándose a la victoria. Irá organizando revueltas y entrenando a sus guerreros para convertirlos en oficiales y poder ejecutar un mayor número de acciones nocturnas, claro, como cualquier buena resistencia que se precie. Pero no todo es perfecto, y es que el número de guerreros es muy limitado y hay que tener un perfecto equilibrio entre guerreros y oficiales.

Y volvemos con nuestro solitario mapache que ha conseguido escapar de la emboscada de los gatitos peleones no sin antes perder varios objetos preciados. El Vagabundo, que así se hace llamar, basa su juego en completar aventuras para conseguir puntos. Su presencia en el tablero se limita a una ficha y es el único que puede moverse al interior del bosque para reparar todos sus objetos. Haciendo honor a su nombre, El Vagabundo irá buscando nuevos objetos por las ruinas para meterlos en su hatillo. Sus objetos son lo más importante para él ya que con ellos conseguirá completar las aventuras, podrá realizar ataques, explorar las ruinas o moverse. También le interesa relacionarse con las demás facciones, comerciando con ellas y forjando aliados que le ayudarán en la batalla y le darán puntos. Los daños recibidos en la batalla romperán sus objetos lo que limitará la cantidad de acciones que puede realizar.

Como hemos visto, el Bosque no es tan tranquilo como aparenta ser. Cuatro facciones diferentes, cada una con mecánicas diferentes, dan a Root una gran profundidad y mucha rejugabilidad. No será fácil dominar las cuatro facciones, necesitaremos muchas partidas para hacerlo. Si a esto le unimos un tablero de doble cara, por un lado verano y por el otro invierno, la rejugabilidad se multiplica.

En este claro hay demasiada gente, habrá que ponerle remedio...

El penúltimo gran clásico

Lanzado en 2018, Root se convirtió de inmediato en el penúltimo gran clásico de los juegos de mesa. Aclamado por la mayoría de la crítica, adorado por los reseñadores y los canales dedicados a juegos de mesa. Muy pocos son los que aún no han caído bajo el influjo de estos «tiernos» animalitos.

A pesar de la gran cantidad de novedades que se lanzan cada año esto ocurre en contadas ocasiones.

El universo de Root no deja de crecer. La primera expansión ya disponible es Los Ribereños, que nos introduce dos nuevas facciones totalmente diferentes a las cuatro originales: El Culto Reptiliano y La Compañía del Río; un nuevo Vagabundo y El Marquesado Mecánico, una facción automatizada a la que enfrentarnos en solitario o en modo cooperativo.

¿Gatitos peleones automatizados? ¡Lo que nos faltaba!

La expansión Los Subterráneos incluye dos nuevas facciones: El Ducado Subterráneo y La Conspiración Córvida, además de un nuevo tablero a doble cara con los mapas de la Montaña y del Lago.

¿Queréis añadir jugadores extra a vuestras partidas competitivas de Root o jugar de manera cooperativa? La expansión Los Cachivaches incluye ¡cuatro! nuevas facciones automatizadas: un nuevo Marquesado Mecánico, El Nido Neumático, La Alianza Autómata y El Vagabot.

La expansión Exiliados y Partisanos incluye un nuevo mazo de cartas que se puede intercambiar con el original para dar un nuevo aire a las partidas con nuevas estrategias y habilidades.

Por último, el pack Vagabundo incluye meeples para todos los Vagabundos en el juego, incluidos los que aparecen en la expansión Los Ribereños. También incluye 3 nuevos Vagabundos y objetos iniciales adicionales que permitirán cualquier combinación posible en partidas con 2 vagabundos.

Estamos seguros de que el universo de Root tiene vida para rato y que viviremos más de mil batallas de estos simpáticos animalitos.

Si pulsas en la imagen de abajo encontrarás una selección de todos los artículos disponibles de Root.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *